Viajar de vacaciones o por negocios | Blog Ayenda Hoteles
Descubre todo lo que debes tener en cuenta antes y durante un viaje de vacaciones o por negocios. Siguiendo estos consejos tu viaje será un éxito.
23025
post-template-default,single,single-post,postid-23025,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Viajar por vacaciones o negocios

Viajar de vacaciones o por negocios, ¿Qué debes tener en cuenta?

¿Tienes previsto viajar de vacaciones o por negocios próximamente? Si es así, como todo viajero, desearás que tu ida, estadía y retorno de tu lugar de destino sea todo un éxito. Es decir, que en todo el recorrido no surjan imprevistos que puedan dañar tu viaje. 

Puedes pensar que dichos imprevistos ocurrirían por cosas del destino. Sin embargo, muchos de ellos es posible evitarlos si tomas en cuenta una serie de medidas antes y durante tu viaje. A continuación, te ofreceremos algunas de ellas para que tus vacaciones o viaje de negocio sean un éxito. 

¿Qué hacer antes de viajar por vacaciones o negocios? 

Ya sea que viajes por vacaciones o negocios, disfrutar de tu recorrido dependerá en gran medida de lo hagas antes de partir. Checa la siguiente lista y tenla presente, pues no se trata solo de llenar una maleta, ir al aeropuerto y tomar un avión. 

Prepara tu documentación 

Más allá del pasaporte, que debe estar vigente, en perfecto estado y con páginas en blanco, es importante tener listos otros documentos. Dependiendo de tu destino, los necesitarás para ingresar al mismo o movilizarte con tranquilidad. 

Algunos de esos documentos son DNI, visado (en caso de ser necesario) y carnet de conducir internacional, que nunca está de más.  También es bueno llevar comprobante de tu seguro de viaje, cartas de vacunación, certificado médico (si padeces una enfermedad) y tarjeta de crédito.

Todos estos documentos lo debes revisar y tener al día para llevarte contigo los que necesites. También es bueno que lleves copias de ellos, y lo mejor es que esas copias las envíes a tu correo electrónico. Así, si por algún motivo pierdes algunos de ellos, tendrás un respaldo. 

Alista el dinero 

Si tu viaje es de negocio, es probable que la mayoría de los gastos corran por la compañía. Aun así, siempre es bueno que lleves contigo algo de dinero para sufragar cualquier gasto que necesites. Ahora, si piensas viajar de vacaciones, por supuesto que deberás llevar más dinero. 

Por lo general el dólar y el euro son dos monedas que te permiten movilizarte por diferentes destinos. Pero, si vas a un país que solo acepte su propia moneda debes investigar a cuánto equivale ésta en tu propia moneda. En base a ello podrás determinar la cantidad de efectivo que te llevarás. 

También, deberás saber por adelantado si tienes que hacer el cambio de moneda en bancos o algún otro establecimiento. Por lo general esto se puede hacer en el aeropuerto, pero resulta más costoso. Un consejo es que no lleves solo efectivo, sino que te apoyes con tarjetas de crédito.   

Organiza tu equipaje 

El consejo más práctico que te podemos ofrecer en este punto es hacer tu maleta con lo estrictamente necesario. Elige con mucho cuidado el calzado y la ropa que utilizarás para cada ocasión. Incluye además artículos de higiene personal y los dispositivos tecnológicos que consideres podrías necesitar. 

Una vez tengas claro todo lo que debes llevarte ponlo cuidadosamente en tu maleta. Para ello, es bueno que tengas en cuenta el peso de equipaje permitido. Ya con la maleta lista, identifícala bien para que no se confunda con otras similares.  

Investiga sobre el clima 

Antes de dirigirte a cualquier lugar es bueno que investigues las condiciones meteorológicas presentes allí, al momento de tu viaje. Esto puedes hacerlo un par de días antes de partir e incluso el mismo día que viajas. De esta forma podrás reacomodar tu equipaje, si así hiciera falta. 

Reserva tu lugar de hospedaje │ Ayenda Hoteles

Es fantástico salir del aeropuerto e ir directamente al lugar donde te alojarás ¿cierto?  Es por ello que lo mejor que puedes hacer es hacer previamente las reservaciones. 

Si tu viaje es de vacaciones, selecciona un lugar que te permita relajarte a ti y a tu familia. Una opción es escoger uno que esté cerca de zonas de diversión como playas, piscinas, parques y museos. E incluso que ofrezcan paquetes turísticos.

Si viajas por negocio la elección del lugar se basará en el tiempo que durará el viaje. Si son unas pocas horas puedes optar por un sitio cerca del aeropuerto.  Si no es así, escoge uno que te brinde comodidades para reunirte con alguien y tengan buena conexión a Wi-Fi. 

En ambo casos, puedes encontrar el lugar ideal apoyándote en páginas especializadas. En ellas podrás comparar tarifas, servicios, comodidades y ubicación de los hoteles que hay en tu lugar de destino. En base a estos datos podrás hacer la mejor elección. Para más información haz clic aquí

¿Qué debes hacer durante tu viaje?

Cuando ya estés en tu lugar de destino también deberás tener presente algunos consejos para que todo sea perfecto. Si viajas en grupo haz lo posible para que todos pongan de su parte y así ni ellos ni tu pasen un mal rato. 

Planea tu itinerario 

No importa si viajas por vacaciones o negocio, haz una planificación de lo que harás durante los días que dure el mismo. Organiza qué lugares turísticos visitarás y en qué horario. Si lo consideras necesario puedes optar por un guía turístico. 

Importante que tengas en cuenta que ese itinerario no tiene que ser tan rígido. Puedes dejar un espacio abierto para que disfrutes de algún lugar o evento que no sabías que estaba disponible.   

Respeta las costumbres propias del lugar que visites 

Recuerda que cada país tiene costumbres culturales y religiosas, así como leyes que debes respetar para que no pases un mal rato. Lo mejor que puedes hacer es informarte sobre éstas antes de visitar el lugar. 

Y es que, para ti, besarte en público o vestir ropa ajustada puede ser algo natural, pero hay países donde eso no es bien visto.  Por lo tanto, hay que estar muy pendiente para no cometer una prudencia y vivir una situación incómoda. 

Además, si no estás de acuerdo con una costumbre en particular, igual tienes que respetarla. Ten presente, que eres solo un visitante pasajero y no debes juzgar costumbres que no conoces.   

Sé paciente 

Cuando viajas debes tener presente que un autobús se puede retrasar, la comida puede demorar o se presentan muchos trámites burocráticos.  A veces también se presentan complicaciones por la barrera del idioma 

Ante todo, esto o cualquier otro problema, debes tener paciencia. Trata siempre de verle el lado positivo a cada situación que se te presente. De esta manera no te estresarás y disfrutarás más tu viaje.

Comportarte en el hotel 

Algo que debes tener presente es que a pesar que pagaste por la habitación del hotel, esta no es tuya. Es por eso que debes cuidar lo que hay en ella y mantener un buen comportamiento. 

Alguna de las recomendaciones que te podemos dar es que evites hacer ruidos molestos y seas educado con el personal que allí labora. También ten presente que todo lo que tomes del mini bar te lo cobrarán. Y, que no puedes llevarte todo lo que hay en la habitación 

¿Cómo disfrutar de tu viaje de vacaciones?

  • Mantén un horario flexible: Vacaciones significa descanso, por ello descansa de la rigidez. Permite que los niños puedan acostarse o comer en un horario no habitual. 
  • Planifica diversión para todos: Procura que las actividades que vayan a realizar incluyan a todos los miembros de la familia. Para ello, lo mejor es elegirlas en consenso. 
  • Aprovecha la comida local: Deja atrás las grandes cadenas de comida, mejor visita esos restaurantes donde venden comida local. Es una buena forma de conocer el lugar y a los lugareños. 
  • Haz amigos: Tantos niños como adultos pueden aprovechar la estadía para hacer nuevos amigos. Esto les dará oportunidad de conocer nuevas culturas y de distraerse más.  

Datos extras para tomar en cuenta durante tu viaje por negocio 

Adelanta trabajo en el avión: Utiliza las horas de vuelo para responder y escribir correos, o adelantar cualquier otra actividad vía online. Así cuando llegues al hotel, no estarás tan abrumado por tus responsabilidades. 

  • Mímate: Más allá de los negocios, saca algo de tiempo para consentirte. Ve a la piscina o hazte un masaje. De esta manera estarás más relajado para atender tus compromisos. 
  • Organiza tus tareas: Haz una guía de todas las actividades que debes hacer, para que te sea más fácil llevarlas a cabo. 

Descansa: Por más labores que tengas, el descaso es fundamental. Esto es lo que te permitirá estar atento para cerrar tratos o procesar una nueva información.

Antes de viajar visita nuestra entrada sobre las 10 cosas que debes tener en cuenta antes de viajar después del Covid19 y nuestros tips para mejorar tus viajes de negocio

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario