Sobre el mal de altura y cómo vencerlo | Blog Ayenda
23152
post-template-default,single,single-post,postid-23152,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Sobre el mal de altura y cómo vencerlo

¿Así que has decidido venir a Perú? ¡Excelente! Uno de los destinos que no puedes perderte es la Montaña de los 7 colores, en la ciudad de Cusco. Es una cúspide también conocida como la “montaña arcoiris”, ya que efectivamente es multicolor: tiene tonos azulados, verdes, rosas, amarillos, entre otros. Cientos de personas alrededor del mundo viajan para tomarse la fotografía en estos paisajes que parecen sacados de una pintura impresionista.

▷ Guía completa para conocer la Montaña de 7 Colores en Cusco.

El sitio se ubica en la cordillera de los Andes, en un área bastante alta. De hecho, tendrás que caminar poco más de tres horas con una pendiente que resulta demandante para muchos viajeros. Esta es una de las razones por las que muchos turistas padecen del llamado mal de altura cuando visitan la Montaña de los 7 colores. Pero créenos, vale la pena el esfuerzo.

¿Qué es el mal de altura?

Hay una serie de síntomas muy normales cuando llegamos a un lugar de gran altitud, debido al cambio en los niveles de oxígeno. Se trata de un malestar generalizado que incluye un poco de náuseas, dolor de cabeza, dificultad para respirar, entre otros. Es importante que sepas que este malestar suele no ser grave para la mayoría de las personas y sólo requiere un periodo de adaptación. Basta con llegar uno o dos días antes a Cusco y muy pronto el malestar será parte del pasado.

Te puede interesar: Top 5 de las mejores playas de Lima, Perú

Mantenerte descansado y bien hidratado puede ayudar a enfrentar los síntomas del mar de altura. Todas las personas somos distintas y nuestros niveles de tolerancia a la altura son variables. También es recomendable subir progresivamente, es decir, hacer el paseo poco a poco y dándole tiempo a nuestro cuerpo de que se aclimate a las nuevas condiciones. Cuando la caminata exija un mayor esfuerzo, no está de más consumir algo de azúcar que te brinde un nuevo aporte energético (puede ser una fruta, una galleta dulce, o lo que consideres mejor).

Algunos médicos recomiendan el uso de un analgésico, sin embargo, sería buena idea que lo consultes antes de emprender el viaje con tu especialista de cabecera. Es muy importante que te mantengas atento a las sensaciones de tu cuerpo, pues lo más recomendable es no forzarte a realizar la actividad si representa un esfuerzo excesivo.

En la mayoría de los casos no tendrás problema más allá de la adaptación, pero no olvides preguntar por un buen té de coca antes de comenzar tu aventura. Es parte importante de la experiencia de viajar por Perú y te dará mucha energía para vencer el mal de altura.


¡Buen viaje!

 

 

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario