Recomendaciones para resolver contratiempos en un viaje | Blog Ayenda Hoteles
23424
post-template-default,single,single-post,postid-23424,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Recomendaciones para resolver contratiempos en un viaje

Planear un viaje siempre es sinónimo de tranquilidad; no obstante, viajes por placer o por trabajo, nunca se está completamente libre de cualquier imprevisto o situación no pensada. Para esto lo mejor es estar preparados, ya lo dicen por ahí “mejor prevenir que lamentar”. Ayenda, la cadena de hoteles que tiene lo que tú necesitas, tiene para ti una serie de recomendaciones para que puedas resolver con tranquilidad cualquier contratiempo.

La prevención puede asustar a algunos, quienes como “mantra” la evitan y se repiten que “todo saldrá bien”; sin embargo, prevenirse es lo más inteligente que se puede hacer antes de tener que enfrentar un problema; inclusive si -como usual y afortunadamente sucede- no se necesitara conocer esta información, podríamos asesorar o apoyar a alguien que sí lo requiriera.

Foto de alegre viajero femenino rizado de piel oscura señala en boletos y pasaporte, se regocija de haber viajado al extranjero en las vacaciones de verano Foto gratis

Para ello, te invitamos a leer esta lista de las situaciones no deseables más comunes que puedes vivir en un viaje, así como algunas recomendaciones para que dichas circunstancias puedan recordarse no como una visita a la casa del terror, sino como una experiencia más acumulada en nuestro andar.

Extraviar el pasaporte o la visa

A cualquiera le puede pasar un extravío o robo de sus documentos más importantes, así que lo mejor en estos casos es mantener la calma; para bien o para mal, no eres al único que le haya sucedido algo así. Respira.

 Lo primero, en caso de haberlos perdido, es hacer memoria de los sitios que hayas recorrido momentos antes de notar su ausencia. Es probable que, si regresas a los lugares por donde anduviste, algún alma caritativa los encontrara y esté esperando para devolverlos. 

En caso de que esto no funcione o si fuiste víctima de un asalto, será entonces necesario que reportes tu pérdida a la policía del lugar. Asimismo, deberás solicitar ayuda en la embajada o consulado más cercano a tu ubicación, esto con el fin de que te asesoren y proporcionen el documento oficial que te pueda permitir regresar a casa.

Un buen consejo para prevenir esto es llevar al menos una copia de tu pasaporte o visa y dejar los originales en la caja fuerte del cuarto u hotel. Sólo habrá que llevarlos consigo en caso de que te los vayan a pedir en algún paseo. Además, la copia te ayudaría a agilizar el trámite de reposición si sufrieras su pérdida, ya que tendrías tus datos completos a la mano.

Hombre joven con anteojos usando laptop en cocina Foto Premium

También es una buena idea ubicar previamente los consulados y embajadas que te quedarán cerca en tu viaje e informarte con mayor precisión sobre los requisitos de reposición de visa o pasaporte por robo o extravío.

 

Cancelaciones de todo tipo

La pandemia nos lo ha dejado claro: los imprevistos están a la vuelta de la esquina y -sin llegar a algo tan grave como la situación actual-, puede ocurrir que la reunión por la que viajes cambie de fecha o que algún familiar requiera nuestro apoyo por enfermedad o accidente; inclusive una ruptura amorosa podría llegar a modificar nuestros planes. Así que, en medida de lo posible, lo mejor será contratar opciones que nos permitan cancelar o modificar las fechas de viaje sin cargo adicional o con reembolso. También es recomendable investigar sobre los diferentes tipos de seguros de viajero, para que tengas un mejor manejo de tus finanzas por cancelación.   

 

Mal uso de tu tarjeta de crédito o débito

En estos días es casi inevitable salir sin tarjeta, además de que su uso puede traer múltiples beneficios, aunados a no cargar con demasiado efectivo, como descuentos o acumulación de puntos, según las promociones de cada banco. Sin embargo, también se corre el riesgo de una clonación, robo o pérdida. También puede ocurrir que notes algún cargo no autorizado por ti.

Al igual que lo harías en tu país en estos casos, debes llamar inmediatamente al banco de la tarjeta extraviada o robada para dar a conocer tu problema y que cancelen la tarjeta cuanto antes. Según sea el caso y contrato bancario que tengas, podrás recuperar tu dinero o reponer la tarjeta. 

La reposición de la tarjeta es muy probable que solamente ocurra hasta que regreses a tu país, por lo que es recomendable llevar otra que utilices exclusivamente para estos casos de emergencia. Algunos bancos pueden proporcionar tarjetas virtuales, consúltalo con tu institución antes de viajar.

Te puede interesar: 5 tips para aprovechar tu viaje de trabajo en otra ciudad

De igual modo, pide en tu sucursal que te activen los mensajes de aviso de todos tus movimientos por SMS para que estés pendiente y reportes cualquier cargo que suceda sin tu autorización. Será útil que también te asesores sobre la app de tu banco y los servicios de banca en línea. Algunas instituciones, como American Express, te ofrecen el servicio de Protección contra Fraude. Con dicho apoyo, pueden detectar cualquier movimiento irregular o extraño a lo que acostumbras y evitar que se haga mal uso de tu plástico.

 

Cuando perdemos el avión

Aunque suene algo increíble, pudiera acontecer que se perdiera el vuelo de regreso a casa o el de alguna conexión. A veces el tráfico, el cansancio acumulado o alguna confusión con el idioma, entre otras circunstancias, pueden hacernos esta mala broma.

En el caso de haber perdido el vuelo, hay que acercarse al mostrador de la aerolínea y explicar detalladamente las causas de dicha pérdida. Cada marca tiene sus normas para estos casos y puede ser que den la opción de un cambio de vuelo, sin cargo adicional o con uno mínimo. Esto especialmente si la aerolínea fue la responsable o si se debió a alguna situación particular del aeropuerto. Sin embargo, cuando la responsabilidad es en su totalidad del pasajero, seguramente será necesario comprar un nuevo boleto. 

 

Maletas extraviadas

Casi todos hemos escuchado la historia de algún amigo que tuvo que comprar ropa al llegar a su destino porque su maleta nunca apareció en la banda de equipaje. Pero no hay necesidad de alarmarse, puesto que el boleto de avión normalmente incluye un seguro que te protege por daños a terceros, a ti y a tus pertenencias.

Así que, por ley, podrías solicitar a tu línea aérea la indemnización correspondiente en el lamentable infortunio de que tus maletas se extraviaran o dañaran en el camino. Para solucionar esta situación, al igual que en la pérdida de vuelo, deberás buscar una respuesta en el mostrador de tu aerolínea. Otra opción es informar de esto a su servicio de atención a clientes o hacer uso de las redes sociales para que te resuelvan.

Aunado a esto, existen organismos oficiales que pueden auxiliarte. Es común que -en temporada alta- veas sus módulos de atención en los aeropuertos. Acércate a ellos y expón tu problema, ellos saben cómo intervenir entre los pasajeros y las líneas aéreas para resolver conflictos como este.

Por último, recuerda que no es muy buena idea transportar objetos ostentosos o de valor; sin embargo, si no tienes opción, mantenlos vigilados cerca de ti y -de ser posible- llévalos en tu maleta de mano.

 

 Enfermedad repentina

Los cambios de temperatura o algún cambio brusco en nuestra rutina como cambios de horario y de alimentación, podrían bajar nuestras defensas y dejarnos expuestos a alguna enfermedad. Del mismo modo, algún accidente podría ocurrir y necesitar ayuda médica.

Por ello, es indispensable adquirir un seguro médico de viajero, especialmente en viajes largos y/o al extranjero. Con este seguro a la mano, podrás consultar con tu agente los hospitales y servicios que incluya, para que puedas hacer uso de estos sin que gastes más de lo planeado. Asimismo, verifica con él qué documentos debes llevar contigo para que te atiendan sin demora.

 

Riesgos en el tráfico

Durante un viaje también se puede uno involucrar en algún accidente de tráfico. Para resolverlo de la mejor manera, será necesario contactar a la empresa contratada y revisar también las opciones de seguros de asistencia en el camino, los cuales a veces ofrecen asistencia jurídica o adelantos para cubrir alguna fianza.    

La lista de imprevistos es extensa. No se puede negar que siempre existirán sorpresas en un viaje, sin importar sea de negocios o vacacional. Prevenir el mayor número de contratiempos es una excelente opción; no obstante, por si te llega a suceder, Ayenda Hoteles se encuentra siempre para apoyarte en esos pequeños o grandes imprevistos que pueden significar la diferencia entre una excelente y no tan agradable experiencia.

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario