¿Cuáles son las mejores prácticas para cuidar tu salud en tus viajes?
Verifica cuáles son las mejores prácticas para prevenir y cuidar tu salud en tus viajes. Si necesitas trasladarte sigue estas indicaciones de protección.
22959
post-template-default,single,single-post,postid-22959,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Cuidar salud en viajes

¿Cuáles son las mejores prácticas para cuidar tu salud en tus viajes?

Cuidar tu salud en tus viajes es el propósito principal que siempre debes tener en mente. Cada vez que te traslades de un sitio a otro esta tiene que ser la prioridad. Dicha premisa aplica independientemente de la época del año o la situación en que necesites desplazarte.

En los años anteriores se alertaba a la población a cumplir con los requerimientos de protección. Pero hoy en día estas medidas se volvieron más rigurosas debido a la pandemia. Sigue leyendo para que sepas cuáles son las mejores prácticas para prevenir y cuidar tu salud en tus viajes.

¿Cómo puedes cuidar tu salud en tus viajes?

Si necesitas viajar, por uno u otro motivo, tienes que seguir las sugerencias. Esto a fin de protegerte de las enfermedades respiratorias y, en concreto, del Coronavirus. Es posible que requieras trasladarte hacia un país –donde está permitido– o a otro destino de tu propia nación.  Aplica estos consejos:

 

Paga online

Sácale provecho a la tecnología y comienza a utilizar los nuevos métodos para cancelar los diversos servicios. Por ello al momento de trasladarte a una zona diferente puedes pagar vía online. Con ello evitas tener relación de forma directa cuando te dispongas a realizar la operación.

Recuerda que en Ayenda optimizamos nuestros canales digitales página web, app y contact center para que puedas realizar tus reservas o modificarlas.

Los riesgos al hacerlo de manera directa van desde tener contacto con otra persona hasta tocar superficies como los billetes. Al hacer tu pago en línea impides todos estos detalles y riesgos. Este sistema es ideal porque aplica antes de movilizarte y también durante el tiempo que estés de viaje.

Previo al traslado, cancela de este modo cuando estés reservando tickets, boletos y lugares para el alojamiento. Con ello no tendrás que realizarlo una vez que estés en estos sitios. Igualmente, durante el viaje utiliza dicho método para pagar en locales, restaurantes, comercios, etcétera.
Utilizar elementos de protección

Emplea todos los elementos de protección que existen en la actualidad y que están autorizados o certificados por los especialistas. ¿Cuáles son estos? Los artículos que te permitan cubrir parte del rostro, principalmente boca y nariz. Así como también accesorios para resguardar las manos.

Entre ellos están las mascarillas, conocidas asimismo como tapabocas, y los guantes que funcionan para los dos casos anteriores. Te sirven con el fin de protegerte de tener un acercamiento con las bacterias y virus. Recuerda que debes cambiarlos cada cierto tiempo, no es aconsejable usar los mismos.

Lleva toallitas con alcohol, que entran como otros elementos de protección. Empléalas sobre todo cuando no puedas cargar las herramientas anteriores. Con ellas puedes limpiar las superficies que posiblemente debes tocar. Adicionalmente incluye productos bactericidas: Desinfectante, jabón, gel.

En Ayenda tenemos un espacio ideal donde podrás encontrar todo este tipo de elementos de protección, conoce Ayenda Store.

 

Mantener la distancia

Esta es una de las técnicas que más recomiendan los médicos y expertos cuando se trata de seguridad. Esto debido a que es el método que mayor funciona como prevención. Para cuidar tu salud en tus viajes debes impedir el acercamiento o la aproximación con los ciudadanos a tu alrededor.

Según los especialistas lo ideal es que estés a poco más de un metro entre personas. Está alerta más que todo si las personas a tu alrededor presentan algún síntoma. Por lo general quienes están contagiados producen gotas y partículas que pueden caer cerca. Eso es lo que se debe evitar.

Te recomendamos aplicar esto si vas a algún lugar donde van muchas personas. De necesitar hablar o sentarte en estos sitios, hazlo siguiendo las medidas de precaución. Por ejemplo dejando espacios libres. Sin embargo, es mejor no acudir a dichas zonas a menos que sea muy necesario.

 

Evitar el transporte público

Te aconsejamos evitar, en la medida de lo posible, el uso del transporte público. Estos son vulnerables cuando se trata de virus y bacterias porque muchas personas lo emplean a diario. Aunque quienes lo utilicen lleven guantes y mascarillas esto no garantiza que tendrás protección o seguridad.

¿Por qué no te da seguridad? Debido a que solo protegen a las personas que llevan los implementos. Si estas llegan a tocar áreas contaminadas pueden trasladarlas de un lado a otro. Por dicha razón te sugerimos que alquiles un carro con el propósito de desplazarte hasta la ciudad y durante el viaje.

Puedes rentar un vehículo a través de Internet. Por este medio tienes la oportunidad de elegir el modelo, tipo y año del coche que desees. Realiza la reservación añadiendo tus datos personales, el tiempo que lo necesitas y hacia donde irás. Paga cómodamente también en línea después de apartar.
Tener la higiene adecuada

Tener una higiene adecuada es otra forma de mantenerte saludable durante el viaje. Aunque suene repetitivo es indispensable limpiarte las manos con suficiente regularidad. Esto es trascendental porque crea una barrera, cierra las posibilidades de contraer los microbios y los aleja mediante el agua.

Para que funcione de manera óptima es significativo el uso de productos limpiadores con ingredientes que eliminen los gérmenes. Pueden ser jabones, lociones, cremas y geles que contengan un alto nivel de alcohol. Con el fin de no tener inconvenientes, cárgalos siempre en tu equipaje de mano.
La forma en cómo haces el aseo de las palmas y los dedos es fundamental. Debes frotar alrededor de 1 minuto cada área de las manos minuciosamente. Repite el procedimiento antes y después de ponerte los guantes. También después de entrar o llegar al alojamiento. Nunca está demás lavarte.

 

Realizar una verificación

Una de las mejores formas de cuidar tu salud en tus viajes es haciendo una revisión del sitio hacia donde te diriges. ¿Por qué es necesario? Debido a que hay zonas que son más vulnerables o que están en mayor riesgo que otras. Puede ser que requieras trasladarte a esas donde hay muchos casos.

Cuando eso sea afirmativo, la prevención debe ser mayor ya que vas a estar más expuesto. Para ello tienes que aplicar de manera exacta todas estas recomendaciones que te damos. Sobre todo el uso de implementos, higiene de las extremidades y evitar el acercamiento con las demás personas.
Puedes revisar a través de Internet cómo está la situación. Ten presente que hay países donde no permiten el ingreso de viajeros. También es posible que zonas de la misma nación tampoco autoricen el paso. Todo dependerá de cómo se encuentre el sitio, para ello verifica la información correspondiente.

 

Cuidarse con la alimentación

Durante el tiempo que dure tu viaje cuida de tu alimentación. Elegir buenos ingredientes y mantener una gastronomía óptima te permitirá cuidar de tu salud. También a través de comidas saludables puedes mantenerte fuerte y disminuir los riesgos de otros padecimientos.
Ten en cuenta que quienes poseen ciertas enfermedades corren mayor peligro. El cuerpo se muestra más indefenso y hay que tener un cuidado especial. Debes estar alerta si padeces de diabetes o sufres de molestias en diversos órganos como el corazón, riñones, pulmones, entre otros.

En general, para los que tienen enfermedades y quienes no, el consejo es el mismo: Llevar en la excursión una buena alimentación. No debes ingerir platillos de origen animal que estén crudos o que se encuentren poco cocinados. Esto aplica sobre todo para la carne de vacuno, pollo o pescado.
Llevar un botiquín

A cualquier lado donde vayas puedes llevar un botiquín con las herramientas de seguridad y los productos de prevención. Te puede parecer fastidioso cargar con esto, pero es una de las mejores prácticas para prevenir cualquier riesgo. Utiliza bolsas, cartera o un bolso pequeño donde colocarlos.
De igual manera puedes optar por cargar agua por si se te hace difícil realizar la higiene de las manos. Coloca en este pequeño botiquín lo necesario con el fin de no tener un peso adicional. Antes de emprender el viaje, realiza las compras necesarias por si no llegas a conseguir en tu destino.

No traslades cantidades grandes de artículos porque te lo pueden decomisar y pasar un mal rato. Hay países, ciudades y zonas que están atentos a ello ya que buscan una distribución justa entre los ciudadanos. Puedes añadir los medicamentos o fármacos que son esenciales en ese botiquín de protección.

 

Evitar tocarse la cara

Esta es una de las cosas más difíciles porque por lo regular las personas se tocan la cara constantemente. Sin embargo, es preferible que no te agarres el rostro mientras estés afuera. Está pendiente cuando no te hayas realizado la respectiva higiene de las manos.
Toma en cuenta que las manos son la principal zona de peligro. Si te las llevas al rostro puedes trasladar a las posibles bacterias a áreas de recepción como boca o nariz. Esta y todas los consejos son fáciles de aplicar si te lo propones con la finalidad de preservar tu salud.

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario