Cómo lograr seguir entrenando durante un viaje imprevisto | Blog Ayenda Hoteles
23449
post-template-default,single,single-post,postid-23449,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Cómo lograr seguir entrenando durante un viaje imprevisto

Adquirir disciplina en tus rutinas deportivas requiere un esfuerzo admirable. Pero ¿qué pasa cuando tienes que viajar de imprevisto y cuentas con una agenda muy atareada? Si bien la lista de prioridades puede ser extensa, lo óptimo es que igual des importancia a tu salud y, por lo tanto, hagas un espacio en tu planeación para ejercitarte. ¿No sabes cómo? Ayenda, la cadena de hoteles que te brinda justo lo que necesitas, te presenta unas cuantas recomendaciones para que no rompas tu rutina de entrenamiento durante un viaje no planeado.

woman exercising indoors

Antes de comenzar las recomendaciones, haz espacio en tu maleta para ropa y calzado deportivos. No se trata de que empaques de más, por fortuna los outfits deportivos no suelen ocupar mucho espacio. Asimismo, puedes llevar contigo una cuerda de saltar o algún otro objeto ligero que te ayude con tu rutina.

Aprovecha tiempo y espacios

Muchas veces solemos perder el tiempo mientras nos trasladamos. Si viajas por avión, trata de no mantenerte sentado: camina por el aeropuerto y estírate cuando puedas. Si te trasladas por vía terrestre, busca momentos para relajar el cuerpo y realizar estiramientos. De igual forma, investiga dónde está ubicado tu hotel y encuentra lugares donde puedes realizar tus rutinas, recuerda buscar lugares abiertos por cuestiones de protocolos actuales; incluso puede ser que camines a alguna de tus reuniones o que realices ejercicio dentro de tu habitación.

Entrenamientos cortos: una gran solución

Si tu rutina de ejercicios es muy específica y no le bastan unas simples flexiones o caminatas, la gran oportunidad está en los llamados entrenamientos cortos, los cuales te ocuparán de entre 7 a 10 minutos y te ayudarán no sólo a no romper la rutina, sino a concentrarte más y llevar un mejor día.

Te puede interesar: Así es cómo se prepara una maleta en tiempos de coronavirus

Centrados en diversos objetivos, existen múltiples opciones de entrenamientos cortos.  De acuerdo a lo que buscas, lo mejor es preguntarle a tu instructor o consultar alguna página o canal especializado para encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades, ya sean aumentar masa muscular, bajar de peso o trabajar alguna zona de tu cuerpo.

¿Qué beneficios traen los entrenamientos cortos?

Como ya se mencionó, los entrenamientos rápidos son ideales para cuando sólo cuentas con 10 minutos máximo antes de ducharte e iniciar la jornada del día; sobre todo cuando viajas. Estos activan tu cuerpo y te ayudarán a mejorar tu concentración durante el día; sin embargo, no son sus únicos beneficios. 

Está científicamente comprobado que un entrenamiento corto puede mejorar tu salud cardiometabólica. Para esto necesitas tan sólo 4 minutos de intensidad, lo que se traduce en una una disminución importante del riesgo de mortalidad. Asimismo, una rutina rápida curiosamente significa descanso; obvio no corporal, sino mental. Te ayuda a dejar de pensar en situaciones de estrés y a enfocarte más en ti, por lo que también es recomendable realizar tu rutina entre dos actividades o reuniones de trabajo.

Fotos de stock gratuitas de actitud, actividad, activo

Por último, si tienes alguna lesión, un poco de sobrepeso o alguna condición que te impida realizar algún tipo de ejercicio, la bicicleta estática o el caminar son grandes opciones. Sólo recuerda realizarlo con un poco más de intensidad de lo normal y sólo durante un período de 5 a 10 minutos. Combinar el jogging con el caminar es un excelente ejercicio que puede realizarse en poco tiempo. 

Con respecto a los resultados es necesario aclarar que no se trata de fórmulas mágicas; no obstante, las rutinas cortas claro que te encaminan a tus objetivos. Recuerda siempre combinar tu ejercicio con un régimen calórico adecuado a tu edad y peso, así como agregar un par de ejercicios extras enfocados en algún músculo o zona que desees fortificar o acrecentar.

No sobra decir que seguir con tu rutina de ejercicio, aunque sea con entrenamientos cortos, representa una continuidad que se traduce en disciplina y salud. Es decir, que los viajes imprevistos no acaben con tu deseo de seguir ejercitándote, sino que sean motivo para trabajar con intensidad para lograr tus objetivos. Gran parte del éxito de una persona comienza consigo misma, con el trabajo y tiempo que le dediquen a su salud.

De esta forma, podemos darnos cuenta de los beneficios que traen consigo los entrenamientos cortos o rápidos: de cómo 10 minutos intensos diarios pueden ser vitales en continuar y mantener nuestra salud, así como la concentración en el trabajo. No olvides que Ayenda Hoteles, centrados siempre en brindarte justo lo que necesitas, cuenta con esta serie de recomendaciones para que no pierdas ritmo ni motivación al momento de ejercitarte, así como para brindarte espacios adecuados y saludables para que el viaje de improviso no sea un pretexto o argumento para romper con tu rutina de ejercicios.

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario