5 tips para viajar al estilo low cost en Colombia | Blog Ayenda Hoteles
23303
post-template-default,single,single-post,postid-23303,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

5 tips para viajar al estilo low cost en Colombia

Viajar es siempre un placer. ¿A quién no se le antoja alejarse de la rutina, pasar tiempo con la familia o, simplemente, descansar? Sin embargo, aún cuando Colombia se posiciona como uno de los destinos turísticos más importantes a nivel internacional (sólo en 2018 aumentó el 48% de sus visitantes foráneos), no está sucediendo lo mismo con los viajeros locales.

woman walking on street surrounded by buildings

Según una encuesta realizada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo junto con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), de aproximadamente 50 mil colombianos sólo el 12,4% viajó por el país entre enero y marzo. Lo que representa un gran porcentaje de paisanos sin vacacionar siquiera en su propia nación. ¿El motivo? Uno sólo: falta de dinero. Es decir que, para los colombianos, viajar es también siempre un lujo. 

Afortunadamente esto no es verdad: existe el estilo low cost o, mejor dicho, la oportunidad de buscar excelentes servicios al mejor precio. Y, si de Colombia se trata, la preferencia por el bajo costo representa un ahorro económico, no limitar la diversión o experiencias. Ayenda, la cadena de hoteles económicos más[2]  grande del país, te consiente con los siguientes tips o sugerencias para aprovechar al máximo tu aventura sin que el dinero sea una preocupación: 

¿Cuándo reservar vuelos baratos?

¡Compra tu ticket de avión lo antes posible! Sobre todo si tienes claro tu destino o si debes llegar a algún evento o compromiso de trabajo. Hazlo con una anticipación de noventa días como mínimo, esto va a representarte un gran ahorro, mucho más si se trata de viajes internacionales. No cometas el error de reservar tu vuelo hasta el último momento, pues según Adam Stramwasser, coach financiero, fundador y educador en Stramhacks, las aerolíneas comienzan a movilizar la demanda de precios y disponibilidad de asientos incluso “si entras en el día 85”.

Considera también elegir una hora cómoda de salida y llegada para que puedas usar el sistema de transporte público de tu ciudad destino y no tengas que pagar por un taxi o uber a mitad de la noche, ni mucho menos otro día de hospedaje. ¡Si lo haces durante el día hasta puede que un amigo o familiar te lleve al aeropuerto!

Otro valioso consejo para ti es que existen días en los que es más económico adquirir boletos de avión. Según Skyscanner, el famoso motor de búsqueda de vuelos para viajeros frecuentes, lo recomendable es comprarlos martes, miércoles o sábados, jamás en domingo; preferiblemente en horas en las que pocos querrían viajar: muy tarde en la noche o muy temprano en la mañana. Además, estos sistemas de búsqueda permiten suscribirte para recibir alertas vía email y así seas el primero en enterarte de las mejores ofertas.

¿Cómo ahorro en hospedaje?

Existe una regla de oro del alojamiento: elige sitios de fácil acceso en transporte público o cercanos a tu destino principal. Con ello no gastarás dinero extra en taxis o traslados y hasta podrás, si quieres, llegar caminando, sin importar si viajas por trabajo o placer.

woman writing while sitting on hill near mountain

Ahora que, si tu lema es “ahorrar al máximo sin perder comodidad”, Ayenda te sugiere reservar tu hospedaje 21 días antes de tu llegada. Según datos de esta gran cadena de hoteles low cost, la tendencia actual indica que anticipar tu alojamiento con ese número de días te asegurará conseguir los mejores precios en habitaciones y servicios de hospedaje. Así que no pierdas esta oportunidad y reserva cuanto antes.

¿Qué hacer con poco dinero?

Planear tus actividades antelación puede representar un gran apoyo a tu billetera. Una buena opción es buscar, por fechas, en Facebook Events o Google, donde encontrarás guías turísticas o de entretenimiento cultural, en las cuales aparecen múltiples opciones gratuitas o de muy bajo costo de qué hacer en la ciudad, desde museos, parques nacionales hasta eventos de todo tipo. Asimismo, investigar precios, horarios y distancias, te permitirá organizar mejor tu visita así como tus traslados. No vale la pena desplazarse grandes distancias varias veces en un día, recuerda que “el tiempo es oro”.

Ahora, si te gustan los eventos masivos, como conciertos o foros multitudinarios, te sugerimos revisar Twitter e Instagram al menos con un mes de anticipación, pues las productoras colombianas son muy activas en esas redes y podrás no sólo enterarte con facilidad de los próximos eventos, sino adquirir tickets con los mejores precios y asientos y, si tienes suerte, podrás encontrar algún tipo de promoción.

¿Comer poco, ahorrar mucho?

Muchas veces pensamos que comer poco puede representar un buen ahorro de dinero. Si bien en ciudades como Bogotá, Medellín o Cali los precios pueden ser elevados, qué mejor que comenzar el día, desde temprano, con un tinto con pan. Sabemos que la comida nacional es abundante, por lo que se puede almorzar fuerte en un restaurante familiar pequeño o, si se quiere, en algún puesto en la calle (pregunte en su hotel cuál le recomienda), para cenar temprano -igual una buena porción- y así economizar un poco en tiempo y dinero.

Te puede interesar: Cómo trazar tu ruta de viaje en diez sencillos pasos

De igual forma, puedes anticiparte y buscar por internet los sitios recomendados por los viajeros y, aún mejor, por los habitantes de dicha región: ellos son los que podrán asesorarte en realidad si quieres comer sabroso y barato. Además, así conocerás tanto las distancias como los precios y podrás planificar mejor tus gastos en alimentos.

¿Taxi, Uber o transporte público?

Moverse en Colombia es muy sencillo; más gracias al esfuerzo por mejorar el sistema de transporte público en los últimos años. Siempre habrá un micro, autobús o buseta que te llevará a tu destino. Puedes preguntar en el hotel o, si no, casi todas las ciudades cuentan con una guía que podrás consultar por internet. En el caso de Bogotá, se encuentra el Transmilenio, el cual es una gran opción para recorrer grandes distancias a un excelente precio.

El sistema de transporte público colombiano es muy accesible a la economía por lo que representa un gran ahorro, sólo -como bien sabrás- necesitarás un poco de paciencia por si viene lleno el autobús o para esperar que salga la buseta. El costo del billete varía de ciudad en ciudad, pero media entre los 2200 y 2550 COP, lo cual contrasta con el aproximado de 4700 COP de tarifa mínima en un taxi. Éste último sólo es conveniente si viajas con tu familia y es una distancia corta o ya se está haciendo de noche.  

Para los que gustan de Uber, cabe destacar que, aunque existe la aplicación y el servicio, aún no es legal en el país, por lo que te recomendamos no arriesgarte.

Como puedes darte cuenta, viajar al estilo low cost no significa soportar servicios de mala calidad, sino aprovechar cada oportunidad de ahorro. Si sigues las recomendaciones que Ayenda te ha proporcionado, es más que probable que tu gasto reduzca cerca del 40% a un viaje no planeado. Recuerda que “darte una escapada” por Colombia sólo requiere que te organices a un bajo costo.  

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario